¿Qué son las vías urinarias?

Son los órganos donde se forma, almacena y elimina la orina. Estos órganos están formados por los riñones que filtran la sangre eliminando sus desechos líquidos en forma de orina, mantienen el balance de sales y otras sustancias en la sangre. Los uréteres llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga donde la orina es almacenada. En el último sector de las vías urinarias esta la uretra que comunica la vejiga con el exterior permitiendo la salida de la orina. Las vías urinarias son estériles (libre de gérmenes) desde el riñón hasta el tercio medio de la uretra.

 

Los microorganismos alcanzan el tracto urinario por alguna de las siguientes vías:

VÍA ASCENDENTE O RETRÓGRADA: es la vía más común. Las bacterias que contaminan la zona genital y periuretral ingresan por la uretra, se adhieren a la pared, se multiplican y avanzan hacia la vejiga. La mayoría de las infecciones urinarias permanecen en la parte baja del aparato urinario (uretra o vejiga), sin embargo, si no se trata adecuadamente la infección puede extenderse hacia los uréteres y hasta el interior de los riñones, siendo ésta última más peligrosa pudiendo evolucionar a daño renal permanente.

VÍA DESCENDENTE O HEMATÓGENA: los microorganismos acceden a las vías urinarias a través de la sangre, como consecuencia de una bacteriemia (bacterias en sangre), ya que por medio del flujo sanguíneo las bacterias llegan directamente a los riñones.

 

Según la localización anatómica las infecciones urinarias se clasifican en:

INFECCIÓN URINARIA BAJA: cistitis (la infección se localiza a nivel de la vejiga urinaria) y uretritis (la infección se localiza a nivel de la uretra).

Los síntomas que suelen acompañar a las infecciones urinarias bajas son : disuria (molestia o ardor al orinar), poliaquiuria (orinar varias veces con poco volumen), tenesmo vesical (sensación de necesidad constante de orinar) , los que en conjunto se denominan síndrome de disuria frecuencia. También puede estar presente el dolor suprapúbico. Puede haber infecciones urinarias sin manifestaciones clínicas lo que recibe el nombre de bacteriuria asintomática.

INFECCIÓN URINARIA ALTA: la infección está localizada a nivel de los riñones y se denomina pielonefritis.

Los síntomas más significativos son fiebre que suele acompañarse de escalofríos, nauseas y vómitos, dolor lumbar o abdominal, aunque también puede haber síntomas urinarios bajos como disuria y poliaquiuria.

El sistema urinario posee mecanismos de defensa frente a la agresión de las bacterias a través del flujo constante de orina que actúa por arrastre y por acción de sustancias bactericidas de la orina, si las bacterias logran vencer estas defensas provocan la infección urinaria. Cualquier persona a cualquier edad puede tener una infección urinaria, sin embargo las mujeres tienden a desarrollarlas con mayor frecuencia por la propia anatomía de la mujer ya que la uretra es más corta, por lo tanto la distancia que han de recorren las bacterias para llegar a la vejiga es menor. Independientemente de ello, cualquier factor que reduzca el paso de la orina, lo bloquee o introduzca bacterias en el tracto urinario puede aumentar el riesgo de padecer una infección urinaria.

Más del 95% de las infecciones urinarias son monomicrobianas (producidas por una única especie de bacterias) y Escherichia coli es la responsable de la mayoría de ellas, es un microorganismo que forma parte de la flora bacteriana normal residente en el intestino grueso de todas las personas.

En pacientes con infecciones recurrentes aumenta la frecuencia de otros microorganismos como Proteus, Pseudomonas, Klebsiella, Enterobacter, Enterococcus y Staphylococcus spp. En algunas ocasiones las infecciones urinarias pueden estar causadas por levaduras como Candida albicans.

Algunas de las condiciones que pueden aumentar el riesgo de desarrollar una infección urinaria son:
- Retención urinaria: la vejiga no se vacía completamente y la orina retenida proporciona un medio adecuado para el crecimiento bacteriano.
- Reflujo vesículo uretral: es el flujo anormal de la orina en el sentido opuesto de la vejiga a los uréteres.
- Diabetes: debido a cambios en la respuesta inmune y una falta de control glucémico a menudo da lugar a la aparición de glucosa en orina fomentando el crecimiento bacteriano.
- Enfermedad renal.
- Obstrucción del flujo normal de la orina: por presencia de cálculos, estrechamiento de uréteres o uretra. En hombres un agrandamiento de la próstata puede retardar el flujo urinario llevando a la retención y favoreciendo la infección urinaria.

 

Diagnóstico de infección urinaria:

El diagnóstico se basa en el análisis de la orina a través de un sedimento urinario que orienta al diagnóstico y el cultivo de la orina o urocultivo proporciona el diagnóstico de certeza al identificar el microorganismo y su patrón de sensibilidad y resistencia antibiótica.

 

Indicaciones para la toma de muestra de urocultivo:

CONDICIONES PREVIAS: Si está tomando ANTIBIÓTICOS debe suspenderlos 72 horas antes de la toma de muestra, salvo indicación médica. El día anterior a la toma de muestra debe suprimir la ingesta de aspirina y vitamina C. Si no debe realizarse extracción de sangre no es necesario estar en ayunas para la toma de esta muestra. Debe tener como mínimo 3 horas de retención de orina.

Antes de orinar realice una cuidadosa higiene de la zona genital de la siguiente manera:

ADULTAS Y NIÑAS DEL SEXO FEMENINO: Realizar una higiene de la zona vaginal utilizando un jabón nuevo, el lavado debe hacerse desde adelante hacia atrás. Enjuagar con abundante agua . En mujeres adultas, NO en niñas, colocar un tapón vaginal. Orinar, descartando la primera porción y recolecte la porción media de la orina directamente en el recipiente estéril, cerrarlo inmediatamente y mantenerlo en heladera hasta el momento de llevarlo al laboratorio.

ADULTOS Y NIÑOS DEL SEXO MASCULINO: Efectuar una higiene de la zona prepucial utilizando un jabón nuevo, luego enjuagar con abundante agua. Orinar, descartando la primera porción y recolecte la porción media directamente en el recipiente estéril, cerrarlo inmediatamente y mantenerlo en heladera hasta el momento de llevarlo al laboratorio.

RECUERDE que de una buena toma de muestra depende la calidad de nuestros resultados.

Bioq. Gisela Ohaco.

LACI Central

Undiano 48 | Tel: 0291 454 4792 | [email protected]

LACI Italiano

Necochea 675 | Tel: 0291 458 3122 | [email protected]

LACI Español

Estomba 571 | Tel: 0291 455 9113 | [email protected]

LACI HAM

Patricios 347 | Tel: 0291 455 3781 | [email protected]

Login Form